IRIAN JAYA `95

(PAPUA NUEVA GUINEA, INDONESIA

 

 Componentes expedición

Jean Marie Blondeau, Guillaume Bouloumie, Marc Chocat (Choux), Cedric Clary, Alain Couturaud (Cou-Cou), Fabien Darne, Louis De Pazzis (Lou-Lou) , Jean Marc Honiat, Enrique Ogando (Zape), Claude Schmitt (Claudius), Bruno Thery y Bernard Tourte (Buldo).

 Preliminares

La expedición Irian´95 realizó trabajos de exploración durante el mes de enero de 1995 en Indonesia, en la “Cabeza de pájaro”, extremidad oeste de la gran isla de Nueva-Guinea-Papua. Esta expedición ha sido la culminación de seis años de reconocimientos y de exploraciones en la “Cabeza del Pájaro”. Recordaremos a continuación las expediciones precedentes que se han sucedido en esta región desde el año 1987.

·Expedición “Irian 87”, de Diciembre ´87 a Febrero ´88.

 

Búsqueda de un acceso por el sur-oeste saliendo de Merdei, y de un acceso por el oeste saliendo de Testega. Acceso al borde oeste del karst de Longmot y exploración de algunas cuevas.

 

·Reconocimiento de Enero ´89.

 

Búsqueda de un acceso por el sur y reconocimiento en la región de Ayawassi al este        de Sorng, y marcaje de cavidades para futuras expediciones.

 

·Expedición “Irian 91”, Enero y Febrero.

 

Acceso al karst por el sur-este, desde Ransiki vía Mamei. Localización de surgencias de todo el borde sur, reconocimiento del borde este, y descubrimiento de un itinerario al karst por el norte.

·Reconocimiento de Enero ´92.

 

Acceso al karst de Longmot y de Lina por el norte. Instalación del campamento base en Irameba. Marcaje de cavidades y exploración de los alrededores del entorno.

 

·Expedición “Irian ´93, Enero y Febrero ´93.

 

Exploración de las primeras cavidades en el karst de Longmot y Lina. Marcaje de cavidades en el sector de Ugomot.

 

·Reconocimiento Enero ´94.

 

Prospección en la zona situada entre Ugomot y Taosta.

 

 

DIARIO

31-12-94 / 1-1-95

Salida de París a las 16:20 y escalas en Omán, Abu-Dhabi, Singapur y llegada a  Jakarta.

2-1-95

            Salida de Yakarta a las 5:00 hacia Ujung Pandang (Sulawesi), llegada a las 7:15, salida hacia Biak a las 9:00, llegada a las 12:45 y salida de nuevo hacia Manokwari a las 13:15, llegando a las 14:00.

3-1-95

Cambio de moneda en Manokwari y compras varias.

4-1-95

Más preparaciones, últimas compras y locura colectiva con los paquetes. Tenemos 21 sacas de comida, 12 mochilas, 12 sacas de transporte con el material personal de espeleo, un montón de sacas con material colectivo y algunas cajas de cartón bien protegidas con objetos varios.

Mañana nos levantamos a las 4:00 para coger el avión a las 6:00.

5-1-95

            A las 6:00 sale el primer avión con gran parte del material y con Choux hacia el lago de Anggi, más concretamente a Surerei, que es así como se llama el pueblo. Los demás salimos sobre las 8:00 en un avión un poco más grande que nos deja al otro extremo del lago de Anggi, en Iraï y tenemos que caminar 2 horas, bordeando el lago hasta Surerei. Por la tarde salen dos piraguas a recoger las 9 sacas que hemos dejado al otro lado del lago. Hoy dormimos en la casa del misionero del pueblo, que no está, ya que se encontraba enfermo, con la única condición de que los fumadores fumaran al otro lado del río que atraviesa el pueblo.

6-1-95

Nos levantamos a las 7:00 y al ver que el avión que trae a Bruno y a Louis se retrasa, decidimos dejar la marcha para mañana; además tenemos que negociar todavía  con los porteadores. Louis y Bruno han estado arreglando papeles y realizando gestiones de última hora. Como curiosidad a señalar, el "aeropuerto" es un prado largo en medio del pueblo, donde solo pueden aterrizar avionetas.

Rehacemos todas las sacas para revisar si toda la comida que llevamos está en perfecto estado. Tenemos 51 sacas de transporte y mochilas, 2 bidones de expedición, y 6 bidones estancos pequeños, ya que hemos recogido material de hace dos años que permanecía en el pueblo. Cada bulto que repartimos a los porteadores pesa 12 kg. y cobrarán por el porteo del día 8000 Rp. Cada uno de nosotros porteará su mochila que varía entre 12 y 17 kg.

La influencia de los misioneros nos facilita las cosas a la hora de negociar los porteos, pero esta influencia tiene un doble filo, ya que destruye las costumbres papues.

7-1-95

 Hoy madrugamos a las 5:00 para salir a las 6:15 y no coger las horas fuertes de calor. Salimos en varios grupos para acompañar a los primeros porteadores y llegar a la vez que las primeras cargas y para repartir las últimas cargas que faltaban.

 

El porteo de hoy es un ascenso de 600 m. de desnivel para luego descender 1200 m. hasta Dibedik. Llegamos sobre las 13:00, pero antes nos sorprende nuestro primer gran chaparrón ecuatorial. Llegamos al pueblo, sale el sol y baño en el río (a 18º C); estamos a 1365 m.s.n.m. Nuestro primer porteo ha sido afortunado, ya que ha estado nublado casi todo el día y nuestro recorrido carecía casi por completo de grandes árboles que nos pudieran ofrecer un poco de sombra. Posteriormente, nuestra primera comida en una cabaña papue y gran batalla contra las pulgas que pretenden hacerse nuestras amigas.

Hoy hemos comenzado a ver la adaptación de los Papues al medio, caminan descalzos, algunos de ellos hasta con 24 kg. y todo ello con una dieta francamente poco variada y abundante. Vemos cerdos en todos los pueblos, están sueltos y son la principal riqueza de las familias Papues. Sólo los comen excepcionalmente, en bodas o celebraciones especiales.

Tenemos más de 12 horas de luz, de 6:00 a 18:00 aproximadamente.

8-1-95

El día de hoy ha sido duro, 5 horas de marcha con sol sin ninguna nube aliviadora; todos acabamos quemados pese a las cremas protectoras. El recorrido de hoy han sido 800 m. de desnivel de subida, y un sube y baja entre montañas y valles con un par de vadeos de río. Llegamos a Irameba que posee un pequeño “Prado - Aeropuerto” y una escuela en la cual este año sólo ha habido 1 mes de clase. Nos instalamos en la escuela, hoy sin las sociables pulgas que nos amenizaban la velada. Cenamos hoy en la casa del Kepala Desa, verdadero jefe del pueblo. El Kepala Suku, que ha sido nombrado por el gobierno Indonesio, no es aceptado por el pueblo. La absorción cultural que pretenden los Indonesios es bastante fuerte, pero las costumbres arraigadas y la inaccesibilidad del terreno impiden que ésta sea llevada a cabo rápidamente.

El jefe nos invita a patata dulce (batata), verdura y maíz asado y le regalamos un reloj que se le había prometido hace dos años. En el poblado encontramos las cosas dejadas hace dos años dentro de bidones estancos que no habían sido siquiera movidas del sitio.

 Por la tarde, !cómo no!, llueve, en esta ocasión aún más fuerte que en días anteriores y continúa lloviendo hasta entrada la madrugada.

9-1-95

Nuestro trabajo de hoy consiste en ordenar todo el material que traemos y el que aquí tenemos. También debemos partir carburo, revisar las cargas de comida para ver si están intactas y observar cómo nos observan.

10-1-95

            Arriba a las 7:00. Hoy salen Fabien, Cou-Cou y Zape para Singuedela, donde harán el campamento base. Llevan 8 porteadores, y tras 3 horas de marcha y la exploración de un pequeño pozo de 17 m. por el camino, llegan a Singuedela. Después de comer y descansar un poco van a explorar la supuesta surgencia que hay debajo del pueblo, unos 300 m. más abajo. El descenso es de "locos", por una pared de barro por donde los Papues andan como por su casa y nosotros en la del vecino. La surgencia es pequeña, y tiene un desarrollo aproximado de unos 300 m. Después exploran un par de pozos más sin importancia y regresan al campamento. La familia con la cual conviven hoy es muy simpática y les acogen amistosamente.

Los Papues no poseen ni mantas ni nada parecido, solamente una esterilla de fibras vegetales para echarse sobre ella y tumbarse al lado del fuego con la cabeza apoyada sobre un tronco como almohada.

Mañana traslado a Ugomot, si no surge nada, pues el plan para dos días ya está terminado.

11-1-95

Nos levantamos a las 6:30, y tras varios preparativos comenzamos camino hacia Ugomot. Tras 7 horas de marcha que se suponían descenso, y que han sido un sube - baja como casi siempre, llegamos a Ugomot, que se halla 600 m. más bajo. Nuestra anterior cota era de 1200 m.s.n.m.. Más tarde, baño bajo la lluvia en el río que pasa junto al pueblo.

Pese a estar casi todo el tiempo amparados por la cobertura que nos brinda la selva, hoy también hemos pasado mucho calor. Además han comenzado los problemas con los mosquitos debido a la baja altitud.

Mañana se supone que llegaran Buldo, J. Marie, Bruno y Claudius, que se hallan en Singuedela y que han tenido problemas con los porteadores. Algunas cargas han llegado ya de Irameba.

12-1-95

No podemos comunicar hoy tampoco con los otros, por lo que no nos queda más remedio que esperar pacientemente.

La temperatura más alta se hace notar debido a la altitud; menos mal que tenemos el río cerca para poder remojarnos. Incluso para poder bañarnos no nos libramos de seguir cruzando por encima de troncos a más de 6 m. del suelo. Aquí todo es menos fácil.

La curiosidad de los Papues es increíble, se pasan el día observando nuestros movimientos y nuestros objetos extraños, especialmente los niños.

Dentro de las cabañas, los hombres duermen separados de las mujeres con dos fuegos distintos; no hay chimenea y el humo sale por entre las hojas que componen el tejado. Las casas consisten en una serie de troncos colocados verticalmente y a distintas alturas, dependiendo de la pendiente del terreno, sobre los cuales se apoya un suelo de bambú. Las paredes y el techo son de hojas alargadas y entretejidas que forman paneles. Algunas casas poseen "baño", que es una pequeña pasarela que nos lleva a una pequeña casetilla con el suelo abierto, con un pozo excavado en la tierra. También algunas casas poseen un apartado reservado a almacén y a cocina con fuego independiente, pero es poco común.

Por la tarde, tras 7 horas de marcha llegan los compañeros que estabamos esperando.

Cedric, J. Marc y Guillaume con los cuales hemos contactado por radio, llegarán mañana y han encontrado una sima prometedora, pero la exploración queda pendiente, ya que nos esperan otras de mayor importancia en otra parte del macizo.

13-1-95

Nos levantamos a las 6:30, y organizamos dos equipos; Buldo y Zape se dirigen a las 8:00 a dos sumideros próximos a Ugomot que resultan ser dos sumideros obstruidos a los pocos metros, a las 10:00 están de vuelta en el poblado.

Louis, Fabien y Cou-Cou, van a otro sumidero que creemos más importante. A las 12:30 llega el equipo de Cedric con buenas noticias (-280).

Por la mañana, Bruno ha partido a Tahosta para negociar con la gente de allí el poder explorar las grandes estructuras que observamos en las fotos aéreas, ya que están en territorio de Tahosta, no de Ugomot. Las grandes estructuras se encuentran a 8 Km. en línea recta según los GPS.

Hoy empieza a llover pronto.

14-1-95

 

            Cedric y Zape, van a explorar un "Lomes", (Sima o Cueva), que hemos negociado por la mañana. Parten a las 8:15 y están de vuelta a las 14:30; el agujero es increíblemente bonito, pero no da más de 40 m. de desnivel. Por el contrario, hoy han observado el primer murciélago gigante. A la vuelta miran un par de cuevillas más sin ninguna importancia.

Cuando llegan a Ugomot, Bruno ha establecido contacto radio, y mañana saldrá un equipo para explorar 5 agujeros. El resto nos dirigiremos a Ugomot-Lama, con la intención de acercarnos a las grandes estructuras. La tarde la dedicamos a preparar todo el material para mañana.

Durante los días que hemos estado aquí, hemos tenido una Tª máx. de 34ºC, y una mín. de 19ºC, con una humedad entre un 80 y un 92%. 

15-1-95

            Los porteadores que esperamos para hacer el porteo se retrasan, ya que vienen de Tahosta, la zona donde vamos a explorar.

Hoy es Domingo, día del oficio religioso aquí en Ugomot y los Papues se ponen sus mejores galas.

Llegan los porteadores y salimos para Ugomot-Lama, donde llegamos tras tres horas de “marcha - caravana”, ya que son muchos los porteadores y el camino es muy estrecho.

La gran abundancia de piña que tenemos, nos obliga a celebrar la "Orgía de la piña", más tarde el papel higiénico comprobará sus consecuencias.

Las heridas en los pies y extremidades empiezan a infectarse y a dar problemas. Por la noche, grillos de 10 cm. no nos dejan dormir con sus zumbidos.

16-1-95

Día de reposo esperando a Bruno con nuevas. A la llegada de Bruno, grandes negociaciones nos amenizan la tarde. Discusión de precios de los porteos sobre todo y distribución de las cargas.

17-1-95

            Madrugamos a las 5:50 y salimos de Ugomot-Lama a las 7:30 en dos grupos. Buldo y Zape salen con 5 porteadores hacia una cavidad llamada Sura, los otros van con el material a Loniat, donde instalaremos otro campamento base. Bruno permanece en Ugomot-Lama con parte del material hasta que salga todo y descansar de la paliza de los últimos días.

Después de un par de paradas de descanso, a las 15:00 empieza a llover en condiciones y a las 16:00 decidimos montar el "Tipi" (toldos de plástico sustentados por palos) y dormir en la selva. Estamos a 1520 m.s.n.m. y el agujero que pretendemos explorar está cerca; mañana lo atacaremos a primera hora. Ocho horas de marcha y unos 800 m. de desnivel ha sido nuestro trabajo hoy.

Los demás llegan a Loniat, el equipo de Cedric no ha encontrado gran cosa. La conexión por radio de hoy ha sido simpática, ya que hemos tenido que hacer de puente entre todos los equipos por nuestra situación elevada.

El grupo de Cedric, descenderá mañana a Ugomot-Lama si todo va bien, ya que todo es posible en Irian. Hoy nosotros íbamos a redescender a Loniat y, sorpresa, noche en la selva; menos mal que lo teníamos previsto. La noche mojada y además ahumada por la hoguera de los Papues.

18-1-95

            A las 6:30 arriba, y una hora más tarde nos dirigimos hacia “Sura”, que nos sorprende con sus dimensiones. Es una gran dolina de hundimiento de 204 m. de profundidad, y con una boca de 200 m. x 150 m.. Lo mas increíble son los murciélagos, cientos de ellos como pollos de grandes. Algunos llevan sus crías adosadas al vientre.

Cuando hemos descendido el pozo, los murciélagos se han empezado a revolver, y con ellos nuestros porteadores Papues, que nos hacían señales desde arriba para que los cazásemos y se los subiéramos. Es una fuente de proteínas muy importante para ellos. La cavidad es cruzada por un pequeño río que se hace impenetrable en ambos sentidos y una galería de 40 m. repleta de murciélagos gigantes que también se cierra.

Tras la exploración, tres horas de descenso sin camino hasta Loniat, y gran merienda - cena en la cabaña.

19-1-95

Hoy un grupo de tres, J. Marie, Guillaume y J. Marc, han explorado un P-100 también con grandes murciélagos a 2 horas de camino del campamento. Los demás no íbamos a hacer nada, pero a mitad de mañana han surgido dos simas al enseñarles las fotos aéreas a los Papues. Buldo y Zape han partido a explorarlas, resultando ser un P-30 y un P-40 sin continuación. Por el contrario, nos han servido de comparación para poder localizar Sura y alguna otra cavidad, ya que la deformación de las fotos aéreas nos estaba falseando algunas localizaciones.

Ya que las cavidades que observábamos en las fotos aéreas no son tales, mañana recogeremos el campamento y bajaremos a Tahosta. La cavidad que quedó pendiente de explorar en pasados días y que continuaba, no podrá ser explorada, ya que volver hacia atrás supondría varios días más y no tenemos el tiempo suficiente. No sabremos qué nos habría deparado la cavidad, pero la espeleología es así.

Por la tarde recogemos casi todo y hacemos de nuevo cargas de 12 kg.

20-1-95

            Arriba a las 6:30. Terminar los bultos para los porteadores es nuestra primera tarea. Poco a poco van partiendo.

Cinco horas y media de "descenso" muy fatigoso, ya que no hay porteadores suficientes y tenemos que portear el doble del peso que llevamos habitualmente. Son 1000 m. de descenso hasta Tahosta, donde quedan Bruno, J. Marc y Zape. Los demás continúan una hora y media más hasta Isin II para negociar un posible camión de una empresa maderera que nos lleve a la costa. En la comunicación por radio de la tarde, nuestra avanzadilla nos comunica que la carretera esta cortada a 3 km. de Isin II, por lo que "ya veremos".

El equipo de Cedric llegará mañana a Isin II al mediodía.

21-1-95

            Partimos para Isin II sobre las 8:00, hemos tenido problemas con los porteadores, ya que ayer el otro equipo pagó 3000 Rp por hora y media de porteo y hoy los demás quieren 4000 Rp. Al final hemos pagado 4000 Rp, !que remedio!.

En una hora y media llegamos a Isin II, después de cruzar dos ríos con el caudal bajo y una zona pantanosa. El día de hoy lo dedicamos a lavar material en el río que hay al lado del pueblo Y ordenar el resto de material. Sobre las 16:00 llega el equipo de Cedric.

Por la noche preparación y embalaje de todo el material para mañana a las 6:00, ya que mañana es domingo y si no hacen el porteo a primera hora no lo haremos hasta la tarde pues tienen que asistir al oficio religioso.

 22-1-95

            Buldo y Bruno parten a las 7:00 con el material al otro costado del puente caído, donde no pueden pasar los vehículos. Más tarde J. Marc y Guillaume van a dormir donde el material, ya que hoy teníamos previsto partir, pero las comunicaciones por radio con la empresa maderera han fallado.

Más tarde, Buldo y Bruno parten hacia el Km. 18, donde está la “oficina” de la empresa maderera que nos va a dejar un camión. Las negociaciones no funcionan ya que los camiones no tienen gasoil y los Jeep no tienen permiso para circular de noche.

De nuevo dormimos en Isin II.

23-1-95

            Largo día de espera, estamos en Indonesia y todo va tranquilo. El camión que esperábamos desde la mañana ha llegado al Km. 18, pero como llueve copiosamente, ha decidido esperar para no quedarse bloqueado en la pista.

La labor del día se ha basado en la comida y en el baño en el río, la actividad más fuerte, por supuesto, ha sido la comida.

Como novedad, hoy hemos probado unas frutas extrañas, pero muy ricas, llamadas Jumbo. También hemos comido coco recién cogido del árbol.

Por la noche, una nube de pequeños insectos parecidos a las polillas, nos invade. Algunas mosquiteras son permeables a estos pequeños insectos y no podemos encender ninguna luz dentro de ellas. Por supuesto tampoco fuera.

24-1-95

            Tenemos dos enfermos con una especie de gripe que les tiene hechos polvo, esperamos que hoy llegue el camión.

Por fin llega el camión. Tras media de hora de andar, llegamos al “campamento de las moscas” donde se halla gran parte del material que se había porteado anteriormente. Después, 3/4 de hora de “rally sobre tierra mojada” en la cubeta del camión, hasta la empresa maderera. Cinco minutos de descanso, y otros 3/4 de hora más de “rally” hasta la costa.

Allí, dos opciones a elegir: seguir por pista, cosa nada recomendable debido a posibles cortes de la carretera, o seguir por mar en una gran piragua a motor que nos llevará a Ransiki "más seguros". Optamos por la piragua. En Ransiki, el Kepala Suku, nos invita a refrescos y pastas y nos ofrece alojamiento para dormir esta noche, pero preferimos seguir hasta Manokwari.

Alquilamos dos “taxis” todo terreno, y en tres horas de viaje infernal, vadeando varios ríos y sufriendo los miles de baches, llegamos a Manokwari. Por la noche, cuando estamos cenando, J. Marc cae como un saco al suelo (gripe e insolación). El dueño del restaurante piensa que está borracho y nos quiere echar, pero se lo explicamos y nos acompaña amablemente al hotel en su coche.

25-1-95

            Preparación de todo el material que va a quedarse en Irian Jaya, y del que vamos a llevar. Distribución del material colectivo, ya que volveremos en varios grupos separados y deberemos llevar todos el mismo peso para pagar por igual el sobrepeso en los aeropuertos.

Por la noche, reunión para ultimar detalles a la llegada a Europa; películas fotográficas, topografías etc.

26-1-95

            Compras varias y paseos por Manokwari. Por la tarde nos llaman desde un restaurante donde habíamos comido ayer, para decirnos que estabamos invitados a cenar. La razón, es que hay un equipo de la televisión Indonesia haciendo un anuncio publicitario del restaurante y tener clientes Europeos supone que le de más prestigio.

27-1-95

            Salimos de Manokwari para Biak a las 10:00, tras 45 minutos de vuelo llegamos a Biak, donde daremos por finalizada la expedición y nos separaremos en varios grupos.

Unos continuarán viaje a París en el día, otros cogerán mañana un vuelo hacia Irian central, donde pretenden estar unos días reconociendo zona y otros se quedarán unos días con la intención de hacer un poco de buceo. 

 

 
 

© 2006 Todos los derechos reservados

  SEND MAIL
  IRIAN JAYA 95
  PAPUA 98
  CAUCASO 2000
  PAPUA 2002

  

  PICOS GENERAL
  PATAGONIA
  OTRAS
  LINKS
  MI CLUB
  AUDIOVISUALES
  INICIO